!Que no nos cierren el chiringuito!

Los autónomos de la hosteleria están de tembleque. Según una nota que ha hecho pública hoy la Unión de profesionales y trabajadores autónomos (UPTA), en las próximas semanas unos 5.000 chiringuitos y bares de todo el territorio hispano pueden echar el cierre.

En pocas palabras, que peligra eso tan agradable de la costa de salir de mañanita, dar un paseo y tomarse un desayuno en la playa, o unas inocentes sardinas a la brasa al mediodía o la última copa en una noche de estío.

Los autónomos alegan varios motivos. Uno es la aplicación por cada comunidad de la ley de costas. Ley que, como sabéis, se aplica en cada comunidad a su manera y, dentro de ella, cometiendo arbitrariedades a patadas. Puede ocurrir aquello tan cruisoso de que en un playa colindante entre Murcia y Almeria, en la parte murciana esté llena de chiringuitos y la andaluza parezca un escenario de "Lawrence de Arabia", pero sin Peter O'toole. Vaya lo mismo que está ocurriendo con la ley de sucesiones.

La otra. La Ley del tabaco. Parece que los muchachos del gobierno quieren endurecerla, con lo que las obras que se hicieron en muchos locales cuando se estrenó el legajo pueden quedar obsoletas y los propietarios tendrán que asumir nuevas instalaciones cuando aún estan pagando los muros levantados hace tres años.

Y a sumar a todo eso la crisis. En definitiva y voy a la mio. ¿Porqué desde las más altas instancies se facilita que se eche el cierre a lugares donde se puede comer modestamente , y en ocasiones bien y, por tanto se favorece descaradamente a los restaurantes de alto standing al que , por cierto, algun que otro ministro ha llegado en helicóptero?

Ayudemos a ese gente. A los de la comida modesta, sencilla, sin complicaciones ni pretensiones. Ahí esta una de las garantias del bienestar, de la buena vida, que parece contradictorio, por lo visto, con el estado del bienestar.




No hay comentarios: