Todo por las nubes.




"Qué difícil intentar salir ilesos de esta tontería en la que nos hayamos presos." Me permito alterar la frase y el contexto de la frase de Joaquín Sabina justo después de haber visto por Antena 3 un nuevo invento que viene a añadir mas tontería en ese despropósito en que se está convirtiendo la gastronomía de éste país. Amigos, unos tinerfeños han inventado, gracias un sistema de imanes, los platos voladores.
Por lo que se ve en Canarias han pillado unos cuantos científicos ociosos para hacer éste invento. ¿Os imagináis que la cosa va a más y dentro de dos días tengamos tenedores y cuchillos flotantes. Botellas de agua mineral de lujo con cristales de Swarovski inundando el espacio inerte del comedor? O pedir en un restaurante, "por favor unas gambas al ajillo flotantes regado con una esferificación de Coca Cola" .
Mucho me temo el invento se ira expandiendo entre los restaurantes vendedores de humo y con una cuenta que ya está por las nubes. Para poner a volar las cuentas en algunos restaurantes no utilizaron científicos. Con cuatro contables con ínfulas, sumergidos en los sitios más snobs y teniendo "paniaguados" a algunos sectores de la prensa, todo resuelto. Y el calificativo "paniaguados" es un decir. Mas apropiado seria decir "Moussehumificados".





No hay comentarios: